image L’enllaç de la Irene i l’Isaac image Pedres de primer plat
  • ca
  • es

El Banquete

No vull seguir parlant de pedres, em fa por acabar convertint-me en una… per això he decidit obrir un parèntesi i intercalar un text que reflexiona sobre els banquets, com sempre des d’un punt de vista simbòlic. Segurament he associat pedres i pans i “no només de pa viu l’home…” en fi… ves a saber……

EL BANQUETE:

En toda celebración que se precie se reserva un momento especial para el banquete, que acostumbra a ser al final a modo de culminación de la velada. En la actualidad la comida compartida se ha convertido en la parte central de todo festejo y prácticamente la única.

Si nos vamos hacia atrás en el tiempo, remontando hasta los mitos encontramos distintos banquetes significativos; como la reunión alrededor de la tabla redonda, donde se congregaban los caballeros del rey Arturo y que esperaba recibir el Grial en su centro cobrando, de ese modo, una dimensión espiritual.

También podemos recordar la Santa Cena o la Última Cena que celebró Jesús con sus apóstoles el jueves santo, antes de la crucifixión, donde instauró la eucaristía como sacramento y anunció la traición de Judas. El final como prefiguración de un nuevo inicio, alfa y omega entrelazadas, dos momentos clave que invitan a pintar el calendario cotidiano en rojo vivo.

A menudo ha servido para conmemorar cambios, un antes y un después especial en la biografía personal o en la colectiva, haciendo referencia a las tradiciones comunes. Un tiempo idóneo para hacer balance, mostrar agradecimiento o encomendarse a fuerzas superiores, desde la humildad, sabiéndonos falibles y contingentes.

 

El banquete ritual aparece en muchas culturas, así como su relación espiritual vinculada a la idea de centro y lugar de confluencia.

Constituye una etapa en el camino del héroe y de la heroína, cuando regresan victoriosos de sus múltiples pruebas y hazañas, y deben, además de festejar su vuelta compartir con sus conciudadanos su sabiduría recién adquirida, a menudo la prueba más difícil. El camino del héroe y la heroína es necesariamente de ida y vuelta, no basta con llegar a la cumbre y divisar el mundo en perspectiva.

Nosotros queremos tener en cuenta esta dimensión espiritual del banquete y convertirlo en un tiempo de comunión.

    Related Posts
    • All
    • By Author
    • By Category